Los Deberes del Cristiano

Cuatro Deberes de un Cristiano

Posted on Actualizado enn

Colosenses 4:1-6 (Reina-Valera 1960)

1 Amos, haced lo que es justo y recto con vuestros siervos, sabiendo que también vosotros tenéis un Amo en los cielos. 2 Perseverad en la oración, velando en ella con acción de gracias; 3 orando también al mismo tiempo por nosotros, para que el Señor nos abra puerta para la palabra, a fin de dar a conocer el misterio de Cristo, por el cual también estoy preso, 4 para que lo manifieste como debo hablar. 5 Andad sabiamente para con los de afuera, redimiendo el tiempo. 6 Sea vuestra palabra siempre con gracia, sazonada con sal, para que sepáis cómo debéis responder a cada uno.

Bueno, llegamos al final de una semana bastante interesante aprendiendo cosas importantisimas sobre los Salmos de Asaf. A partir de hoy y durante los próximos tres días estaremos haciendo un pequeño estudio sobre Colosenses 4. Vamos a iniciar con los versiculos 1 – 6.

En este pasaje, Pablo nos menciona cuatro deberes que tenemos como hijos de Dios. En primer lugar, nos pide que HAGAMOS lo justo con nuestros siervos; yo diría que se nos pide hacer lo justo con nuestros semejantes. Como cristianos debemos ser conocidos por nuestra bondad y nuestra buena voluntad y servicio hacia otros. Ahora, Pablo nos pide que hagamos lo justo porque tenemos un Amo en el cielo. Puesto de otra manera, se nos pide hacer lo justo para que también podamos pedir justicia delante de Dios. Una vez más se nos pide una condición en la Biblia; que hagamos justicia para que también se nos haga a nosotros.

En segundo lugar, se nos pide que PERSEVEREMOS en la oración, osea, que seamos constantes y que insistamos en ella, que contemos con ella en todo momento. Dentro de la oración se nos pide “velad en ella con acción de gracia”. Como cristianos nuestra actitud hacia la oración debería ser de agradecimiento a Dios por darnos la oportunidad de hablar con El en todo momento. Por último, cuando oremos, debemos orar por aquellas personas que predican el evangelio y pedirle a Dios que les de las palabras adecuadas para poder impactar a otros y salvar almas.

El tercer deber del Cristiano según nuestro texto es: ANDAR sabiamente para con los de afuera. En palabras sencillas, debemos cuidar nuestro testimonio. Recordemos que somos cartas abiertas al mundo y que los inconversos quieren ver a Cristo en nosotros; por lo tanto, Satanas esta esperando el momento de hacernos caer para ridiculizar el nombre de Dios.

Finalmente, el cuarto deber es: SABER como responder a cada uno. Dice el versiculo 6: “Sea vuestra palabra siempre con gracia, sazonada con sal, para que sepáis cómo debéis responder a cada uno.” Me gusta mucho este versiculo. Muchas veces los Cristianos pensamos en defendernos y que nadie nos “pase por encima”. Sin embargo, según este versículo, debemos sazonar las palabras y las respuestas antes de hablarlas, osea, pensarlas, meditarlas y asegurarnos que con ellas, por más fuertes que sean, podemos glorificar el nombre de Dios y no ofender a la persona que las recibe. Debemos tener buen tacto a la hora de responder, porque esto es parte de mantener nuestro testimonio y así abrir puertas para una eventual predicación de la Palabra de Dios.

Reconozco que las cuatro son áreas en las que aún debo trabajar mucho y creo que como Cristianos debemos trabajar en ellas siempre. Se que a veces es difícil mantenernos firmes en la oración, no perder el testimonio, especialmente en un momento de cólera o frustración, tratar a todas las personas por igual o hasta responder de manera pacifica aún cuando estamos siendo ofendidos.

Pero debemos recordar que si el Rey de Reyes fue humillado, escupido, abofeteado y crucificado en una cruz por nosotros, lo menos que podemos hacer es andar por esta vida de manera que le honremos, le glorifiquemos y pongamos su nombre en alto.

Que Dios te bendiga.

Add to FacebookAdd to NewsvineAdd to DiggAdd to Del.icio.usAdd to StumbleuponAdd to RedditAdd to BlinklistAdd to TwitterAdd to TechnoratiAdd to Furl