Como superar las pruebas

Vence las Pruebas en Cristo

Posted on Actualizado enn

Mateo 14:22-33 Por lo extenso del texto haz click aca para leerlo completo

Es impresionante ver a un niño dar sus primeros pasos. Al inicio empieza con cierto, o en algunos casos, mucho temor. Pero poco a poco van aprendiendo a caminar, algunas veces se caen, otras veces se tambalean pero logran mantener el equilibrio. Pero todo eso les ayuda a afirmar la confianza y así poder superar una prueba más de la vida.

El pasaje de hoy habla de cuando Pedro caminó sobre el mar. El personaje principal de esta historia no es Pedro, sino Cristo, pero en Pedro aprendemos como somos nosotros muchas veces y también vemos la fidelidad de Cristo para nuestra vida.

De acuerdo con el pasaje, los discípulos se encontraban en una barca rumbo a la ribera, iban a cruza el mar de lado a lado pero a causa del fuerte viento, la barca en la que estaban se vio azotada por las olas a tal punto que tuvieron miedo. De lejos ven algo nunca antes visto. Ven a una persona caminar sobre el agua, y si ya estaban asustados por las olas, ahora estaban a punto de entrar en pánico. La persona que veían de lejos les hizo señas y les dijo que era Jesús, su maestro, pero no creían. Uno del montón decidió hacer algo al respecto y le dijo: “Si eres tú, manda que yo vaya a ti sobre las aguas.” (vs. 28).

Ponte a pensar un momento, si afuera hay olas que están golpeando fuertemente la barca, ¿a quién se le ocurriría salir de la barca y pasar por esa situación? Solamente a aquella persona que confía en Cristo.

Muchas veces en nuestra vida nos vemos rodeados por pruebas, aflicciones, luchas, y momentos difíciles, y nuestra vida pareciera esa barca siendo azotada por el fuerte viento y las olas. Pero te tengo buenas noticias: Cristo puede mucho más que todo eso por lo que estás pasando.

El versículo lema del campamento dice que en Cristo todo lo podemos. Y ese todo significa todo. Romanos 8:37 dice que somos más que vencedores por medio (en) de aquel que nos amó. 2 Corintios 2:14 también nos reafirma que DIOS nos lleva siempre en triunfo en Cristo.

Nota lo que Pedro está diciendo: “Si eres tú” en otras palabras solamente Cristo sería capaz de hacerme caminar sobre el agua a pesar del viento y las fuertes olas. Cristo lo llamó y Pedro confió y obedeció.

Quiero que sepas que si Cristo vive en ti, todas esas pruebas, luchas y momentos difíciles han sido vencidos por Cristo en la cruz, y por medio de El, nosotros somos no solamente vencedores, sino más que vencedores, no obstante debes pasar ellos. La pregunta más lógica sería ¿por qué?

La respuesta está en los últimos 3 versículos del pasaje de hoy.

En el versículo 29-30, Pedro sale de la barca y empieza a caminar hacia Cristo pero de repente mira su entorno, tuvo miedo y empieza a hundirse, eso es algo que nosotros muchas veces tendemos a hacer también.

Y en los versículos 31-33 vemos tres lecciones aprendidas por los discípulos de Jesús, y espero que nosotros también aprendamos de ellas.

Las pruebas nos sirven para:

  1. Nos enseñan que Cristo siempre estará allí para ayudarnos justo en el momento indicado y no nos dejará hundirnos si clamamos a él (Romanos 8:38-39).
  2. Nos revelan como está nuestra fe y también nos perfeccionan (Santiago 1:2-4). Es similar a lo que hace el fuego con el oro para limpiarlo de las impurezas.
  3. Nos reafirman el poder de DIOS (2 Corintios 12:9).

Pero esto sólo es posible si, al igual que Pedro, vamos caminando hacia El. Es necesario que tengas una buena comunión con Cristo por medio de Su Palabra, la oración, y congregándote con los hermanos en la Fe.

Es Su Palabra la que nos revela esas áreas de nuestra vida que no están bien delante de EL.

Es la oración la que nos ayuda a mantenernos firmes ante las pruebas y los ataques de enemigo (Mateo 26:41).

Es por medio de la iglesia que Cristo perfecciona a los santos para su Obra (Efesios 4:12).

Para terminar, quiero que pienses en estos siguientes versículos: “Con Cristo estoy juntamente crucificado, y ya no vivo yo, más vive Cristo en mí; y lo que ahora vivo en la carne, lo vivo en la fe del Hijo de DIOS, el cual me amó y se entregó a si mismo por mi.” Gálatas 2:20

“Estas cosas os he hablado para que en mí tengáis paz. En el mundo tendréis aflicción; pero confiad, yo he vencido al mundo.” Juan 16:33

Si estás en Cristo, ÉL vive en ti. Su presencia y poder reposa en ti y eso te hace más que vencedor. ¡No tengas miedo, sal de la barca y camina hacia ÉL!

Es impresionante ver a un niño dar sus primeros pasos. Al inicio empieza con cierto, o en algunos casos, mucho temor. Pero poco a poco van aprendiendo a caminar, algunas veces se caen, otras veces se tambalean pero logran mantener el equilibrio. Pero todo eso les ayuda a afirmar la confianza y así poder superar una prueba más de la vida.

El pasaje de hoy habla de cuando Pedro caminó sobre el mar. El personaje principal de esta historia no es Pedro, sino Cristo, pero en Pedro aprendemos como somos nosotros muchas veces y también vemos la fidelidad de Cristo para nuestra vida.

De acuerdo con el pasaje, los discípulos se encontraban en una barca rumbo a la ribera, iban a cruza el mar de lado a lado pero a causa del fuerte viento, la barca en la que estaban se vio azotada por las olas a tal punto que tuvieron miedo. De lejos ven algo nunca antes visto. Ven a una persona caminar sobre el agua, y si ya estaban asustados por las olas, ahora estaban a punto de entrar en pánico. La persona que veían de lejos les hizo señas y les dijo que era Jesús, su maestro, pero no creían. Uno del montón decidió hacer algo al respecto y le dijo: “Si eres tú, manda que yo vaya a ti sobre las aguas.” (vs. 28).

Ponte a pensar un momento, si afuera hay olas que están golpeando fuertemente la barca, ¿a quién se le ocurriría salir de la barca y pasar por esa situación? Solamente a aquella persona que confía en Cristo.

Muchas veces en nuestra vida nos vemos rodeados por pruebas, aflicciones, luchas, y momentos difíciles, y nuestra vida pareciera esa barca siendo azotada por el fuerte viento y las olas. Pero te tengo buenas noticias: Cristo puede mucho más que todo eso por lo que estás pasando.

El versículo lema del campamento dice que en Cristo todo lo podemos. Y ese todo significa todo. Romanos 8:37 dice que somos más que vencedores por medio (en) de aquel que nos amó. 2Corintios 2:14 también nos reafirma que DIOS nos lleva siempre en triunfo en Cristo.

Nota lo que Pedro está diciendo: “Si eres tú” en otras palabras solamente Cristo sería capaz de hacerme caminar sobre el agua a pesar del viento y las fuertes olas. Cristo lo llamó y Pedro confió y obedeció.

Quiero que sepas que si Cristo vive en ti, todas esas pruebas, luchas y momentos difíciles han sido vencidos por Cristo en la cruz, y por medio de El, nosotros somos no solamente vencedores, sino más que vencedores, no obstante debes pasar ellos. La pregunta más lógica sería ¿por qué?

La respuesta está en los últimos 3 versículos del pasaje de hoy.

En el versículo 29-30, Pedro sale de la barca y empieza a caminar hacia Cristo pero de repente mira su entorno, tuvo miedo y empieza a hundirse, eso es algo que nosotros muchas veces tendemos a hacer también.

Y en los versículos 31-33 vemos tres lecciones aprendidas por los discípulos de Jesús, y espero que nosotros también aprendamos de ellas.

Las pruebas nos sirven para:

  1. Nos enseñan que Cristo siempre estará allí para ayudarnos justo en el momento indicado y no nos dejará hundirnos si clamamos a él (Romanos 8:38-39).
  2. Nos revelan como está nuestra fe y también nos perfeccionan (Santiago 1:2-4). Es similar a lo que hace el fuego con el oro para limpiarlo de las impurezas.
  3. Nos reafirman el poder de DIOS (2Corintios 12:9).

Pero esto sólo es posible si, al igual que Pedro, vamos caminando hacia El. Es necesario que tengas una buena comunión con Cristo por medio de Su Palabra, la oración, y congregándote con los hermanos en la Fe.

Es Su Palabra la que nos revela esas áreas de nuestra vida que no están bien delante de EL.

Es la oración la que nos ayuda a mantenernos firmes ante las pruebas y los ataques de enemigo (Mateo 26:41).

Es por medio de la iglesia que Cristo perfecciona a los santos para su Obra (Efesios 4:12).

Para terminar, quiero que pienses en estos siguientes versículos: “Con Cristo estoy juntamente crucificado, y ya no vivo yo, más vive Cristo en mí; y lo que ahora vivo en la carne, lo vivo en la fe del Hijo de DIOS, el cual me amó y se entregó a si mismo por mi.” Gálatas 2:20

“Estas cosas os he hablado para que en mí tengáis paz. En el mundo tendréis aflicción; pero confiad, yo he vencido al mundo.” Juan 16:33

Si estás en Cristo, ÉL vive en ti. Su presencia y poder reposa en ti y eso te hace más que vencedor. ¡No tengas miedo, sal de la barca y camina hacia ÉL!